Latest Entries »

Antecedentes

El agente aislado con más frecuencia en infecciones del tracto urinario, tanto en la comunidad como en niños hospitalizados, fue Escherichia coli, aislada en 81% de las muestras ambulatorias, 69% de las muestras en pacientes hospitalizados y 88% de las de los servicios de urgencia.

En segundo lugar se asiló Pseudomonas aeruginosa, que alcanza 4% y 7% en infecciones comunitarias y hospitalarias, respectivamente. Klebsiella pneumoniae se encuentra en 4% de las infecciones ambulatorias y 7% de las de hospitalizados; Proteus mirabiliscorresponde al 4%, tanto en ambulatorios como en hospitalizados. Enterobactercorresponde a 3% y 7%, respectivamente, de los pacientes ambulatorios y hospitalizados.

La susceptibilidad de Escherichia coli frente a aminoglucósidos es de 96,7% en gentamicina y 96,7% en amikacina; Klebsiella pneumoniae es susceptible en 77,8% a gentamicina y 100% a amikacina. De los microorganismos aislados en hospitales, en infecciones del tracto urinario, el 84,6% fue sensible a gentamicina y 91% a amikacina. Lejos, la nitrofurantoína fue la que demostró mejor sensibilidad en todos los grupos.

En pacientes hospitalizados, Pseudomonas aeruginosa mostró una resistencia de 100% a ampicilina-sulbactam y 0% a cefixima e imipenem. Con respecto a los aminoglucósidos, hubo 3,6% de resistencia a gentamicina y 10,7% a amikacina, los que son de gran utilidad en infecciones por esta bacteria.

ESTUDIO

Para comprobar la utilidad de los Aminoglucosidos en paciente pediatrico, se realizo  un metaanalisis, se realizo una intensa búsqueda en las bases de datos PubMed yEmbase , y en el Cochrane Controlled Trials Registry , para encontrar las referencias de los estudios calificados y de los artículos de revisión pediátricos. Los criterios de selección exigían que fueran estudios clínicos controlados y aleatorios en pacientes pediátricos, que compararan dosis única versus dosis múltiples, con dosis totales diarias similares, y que la administración de los medicamentos fuera parenteral.

CONCLUSIONES

El uso de una dosis única diaria de aminoglucósidos tiende a ser más eficaz, aunque las cifras no alcanzan significación estadística; que el rango de nefrotoxicidad y ototoxicidad es similar al del esquema de múltiples dosis diarias; y que la nefrotoxicidad secundaria es significativamente menor.

Si bien no hay diferencias estadísticas, los fracasos de tratamiento suelen ser menos frecuentes al usar dosis únicas y, por otra parte, el deterioro renal observado en pacientes que tuvieron esta complicación fue reversible.

para mas información puedes entra a :

http://www.mednet.cl/link.cgi/Medwave/Reuniones/PediatriaSBA

1. Propiedades:

  • Son más activos a pH : Alcalino.
  • Los más importantes son:  AMIKACINA, GENTAMINCINA,  NEOMICINA Y  ESTREPTOMICINA.
  • Son BACTERICIDAS
    No son activos contra bacterias anaerobias.
  • 2. Mecanismo de Acción:
  • Son inhibidores de la síntesis de Proteínas. Por difusión pasiva el fármaco cruza la membrana externa a través de canales de porinas y luego por transporte activo dependiente de oxígeno entra al citoplasma. Dentro de la célula su blanco de acción es el RIBOSOMA,  uniéndose a las subunidades ribosomales 30S (S12 en el caso de la Estreptomicina) provocando:-          Interferencia de la iniciación del complejo. –          Inducen lectura errónea del mRNA: Generando proteínas no funcionales o tóxicas.

    –          Producen separación de polisomas en monosomas no funcionales.

    * Todo ocurre de forma simultánea y el efecto es irreversible y letal para la célula.

    A su vez, y por tener moléculas catiónicas se unen a la membrana externa bacteriana y producen fisuras en la misma. Por lo que aumentan la captación de la droga y favorecen la salida del contenido celular y por lo tanto su muerte. (Por esta razón cuando se administran con B-lactámicos se favorece la entrada del antibiótico a nivel celular)

    3. Mecanismos de Resistencia: Se da por

    i. Producción de enzima transferasa o enzimas que inactivan el aminoglucósido.

    ii. Interferencia del ingreso del aminoglucósido al interior de la célula.

    iii. Modificación de la subunidad 30S. (puede ser suprimida o alterada).

    iv. Alteración de la droga por plásmidos bacterianos.

    * La amikacina no es fácilmente inactivada por enzimas intracelulares bacterianas que representa el mecanismo más frecuente de resistencia bacteriana.

    * La Pseudomona aeruginosa tiene una tendencia adaptativa creando resistencia a los aminoglucósidos.

    4. Farmacocinética:

    Se absorben muy poco por P.O. Por esta vía solo para la preparación del tracto gastrointestinal en casos de cirugía en que se vayan a manipular órganos de este sistema y en la encefalopatía hepática ya que ataca bacterias productoras de urea.

    Por vía I.M: alcanza concentraciones máximas plasmáticas en 30-90 min.

    La vía I.V. es la más utilizada. en 30-90 min

    Se describen tres fases desde que llega la droga al espacio intravascular:

    Fase de equilibrio entre el espacio vascular y extravascular.
    Excreción de la droga que se encuentra en el espacio extracelular a través de la filtración glomerular (la droga no se metaboliza se excreta sin cambios).
    Se excreta la droga acumulada en el riñón lo cual tarda de 2-3 semanas.

    La actividad bactericida es dependiente de la concentración: Mayores []: Mayor cantidad de destrucción de bacterias a Mayor velocidad.

    Distribución:

    Se obtienen niveles de droga altos en hueso, líquido sinovial, líquido peritoneal y orina.

    Principios farmacodinámicos para usar una solo dosis

    Es mejor administrar una dosis grande única, que varias dosis pequeñas.

    –    Poseen efecto Post-antibiótico: al usar dosis únicas diarias de aminoglucósidos se presenta un intervalo durante el cual las concentraciones caen  por debajo del MIC. Sin embargo, presentan un efecto potente postantibiótico, que se refiere a la capacidad que tienen estad drogas de suprimir el crecimiento bacteriano a pesar de tener concentraciones por debajo del MIC.

    –    Refuerzo leucocitario postantibiótico: los leucocitos de los pacientes tratados con aminoglucósidos presentan un aumento de actividad fagocítica. Lo cual da un margen adicional de seguridad.

    Efectos Adversos: Ototoxicidad y Neurotoxicidad

    A diferencia de la actividad bactericida la toxicidad depende tanto del tiempo como de la concentración. El ajuste de la dosis debe hacerse para evitar acumulación y toxicidad con insuficiencia renal.

     

AMIKACINA:

Usos: Gramnegativas entéricas: Proteus, Pseudomonas, Enterobacter y Serratia.

ES también útil en el tratamiento de  tratamiento de infecciones por Nocardia, Mycobacterium avium intracelular y otras micobacterias de crecimiento rápido como son el Mycobacterium chelonae y fortuitum.

Su uso es importante en el tratamiento contra bacterias resistentes a otros aminoglucósidos.

 

 

 

NEOMICINA:

Activo contra Gram: positivas y negativas y algunas micobacterias.

  • Se utiliza vía oral en pacientes a los que se les va a manipular el tracto gastrointestinal y en pacientes con problemas hepáticos en los que se desea disminuir la flora intestinal productora de urea.
  • Se utiliza en vía tópica sobre superficies infectadas o inyectadas en las articulaciones, en la cavidad pleural, en los espacios titulares o en las cavidades de abceso donde hay infección. Los ungüentos son utilizados (generalmente en formulaciones con bacitricina y polimixina), para lesiones cutáneas infectadas o en mucosas nasales para suprimir los estafilococos, sin embargo, estas combinaciones son a menudo ineficaces.
  • Produce reacciones alérgicas en la piel severas.

 

ESTREPTOMICINA:

Desarrolla resistencia ribosomal con rapidez.

Se utiliza en combinación con otros agentes antibacterianos en los siguientes casos:

En asociación con drogas antituberculosas, especialmente en los casos de micobacterias multirresistentes.

En asociación con Penicilina, Ampicilina o Vancomicina para el tratamiento de la endocarditis por enterococos resistentes a Gentamicina pero sensibles a Estreptomicina.

Efectos tóxicos más serios: Trastornos de la función vestibular (vértigo y pérdida del equilibrio).  Contraindicada en el embarazo

Referencias: Katzun B.G. (2007). Farmacología Básica y clínica. 10° edición. Editorial Manual Moderno.

GENTAMICINA:

Útil contra Gram negativos, estafilococos y coniformes.

+ beta lactámicos: Pseudomonas, Proteus, Enterobacter, Klebsiella

Su empleo principal es: en infecciones graves por Gramnegativas resistentes a otros fármacos. Por ejemplo Sepsis y Neumonía.

Consideraciones:

En combinación con Ampicilina, Penicilina o Vancomicina para el tratamiento de endocarditis causada por Estreptococo viridans o enterococos sensibles a Gentamicina.

En combinación con Ampicilina o Vancomicina en pacientes alérgicos a la Penicilina para la profilaxis de endocarditis bacteriana en pacientes de alto riesgo antes de ser llevados a procedimientos quirúrgicos genitourinarios o gastrointestinales.

En combinación con penicilinas antiestafilocócicas para la endocarditis tricuspídea causada por Estafilococo aureus en consumidores de drogas endovenosas.

En asociación con Vancomicina o Rifampicina en la endocarditis por Estafilococo coagulasa negativo en pacientes con prótesis valvulares.

En combinación con penicilinas antipseudomona para el tratamiento de infecciones graves causadas por Pseudomona aeruginosa como en bacteremia, endocarditis e inicio de otitis externa maligna,

En combinación con Ceftriaxona para el tratamiento de la endocarditis por Estreptococo sensible a Penicilina.

Resistencia: Los estreptococos y enterococos son resistenes porque la gentamicina no penetra al interior de la célula. Y en Monoterapia los estafilococos también desarrollan resistencia.

Un estudio de la Unidad de Fisiopatología Renal y Cardiovascular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Salamanca ha demostrado que el tratamiento con el antidiabético metformina protege del daño renal inducido por el antibiótico gentamicina, un fármaco de uso frecuente en el tratamiento de infecciones clínicas y que puede causar nefrotoxicidad hasta en un 50% de los casos.
La metformina, un antidiabético oral considerado por la Organización Mundial de la Salud como fármaco esencial para el tratamiento de la diabetes, previene la alteración en la función de las mitocondrias inducida por la gentamicina, disminuyendo la producción de radicales libres de oxígeno y el consecuente estrés oxidativo. 
La importancia del trabajo radica en que no sólo plantea un mecanismo de daño renal basado en la alteración de la función mitocondrial, sino que además propone un tratamiento preventivo que restauraría esta función con un fármaco bien estudiado y altamente empleado.
La gentamicina es un antibiótico aminoglucósido muy utilizado en el tratamiento de infecciones oculares, pulmonares e intestinales producidas por gérmenes Gram negativos, así como en la endocarditis bacteriana, debido a su gran eficacia, bajo coste y amplio espectro. 

Sin embargo, el daño renal que provoca constituye un grave problema. La nefrotoxicidad por gentamicina ha aumentado de forma progresiva desde su introducción hasta alcanzar un 15-25% de los tratamientos, a pesar de un correcto control y seguimiento de los pacientes, cifra que aumenta hasta un 50% cuando el tratamiento es superior a 14 días. Hasta ahora, la única solución existente es retirar el antibiótico y sustituirlo por otro menos nefrotóxico, pero a menudo menos efectivo. Ya que la gentamicina sigue siendo el antibiótico de elección para las infecciones intrahospitalarias y su uso está muy extendido en la unidades de vigilancia intensiva tanto pediátricas como de adultos, poder prevenir sus efectos nefrotóxicos será de enorme utilidad para un gran número de pacientes. 
 
Este hallazgo que se ha realizado es de gran importancia para la sociedad, porque como ya se expuso anteriormente la Gentamicina es un antibiotico de elección  para infecciones oculares y pulmonares, y debido a su nefrotoxicidad a estado a  punto de salir del mercado y  este hallazgo abre las puertas a nuevos estudios, para que a travez de ellos se  investige  que otros medicamentos ayudan a disminuir los Efectos Nefrotoxicos,  de la Gentamicina, y asi no Sacar este medicamento   que es muy util para toda la población.
Para mas Información sobre este estudio, puedes visitar la pagina:
http://www.universia.es/html_estatico/portada/actualidad/noticia_actualidad/param/noticia/bageea.html

AMIKACINA.

Este es un derivado semisintetico de la kanamicina, pero es menos toxica que la molecula precursora, es resistente a muchas enzimas que inactivan a la gentamicina y a la tobramicina, por lo que se puedeutilizar contra algunos microorganismos resistentes a estos antibioticos, por esta razon, su espectro de actividad es muy amplio.

Entre los organismos gram negativos susceptibles se encuentran: es activa, in vitro, en contra de especies de PseudomonasEscherichia coli, Proteus (indolpositivo, indolnegativo),Providencia spKlebsiella-Enterobacter-Serratia spAcinetobacter (anteriormente Mima-Here lleaspCitrobacter freundii.

Cuando las cepas de los organismos mencionados son resistentes a otros aminoglucósidos, incluyendo gentamicina, tobramicina y kanamicina, aún pueden ser susceptibles in vitro al sulfato de amikacina.

Entre los organismos gran positivos susceptibles se puede encontrar que es activa, in vitro, en contra de especies de estafilococos productores y no productores de penicilinasa, incluyendo las cepas resistentes a la meticilina. Sin embargo, en términos generales, los aminoglu cósidos presentan una menor actividad en contra de otros organismos grampositivos:Streptococcus pyogenes, enterococos y Streptococcus pneumoniae (anteriormente Diplococcus pneumoniae), es resistente a la degradación por parte de la mayoría de las enzimas inactivadoras de los aminoglucósidos que afectan a la gentamicina, tobramicina y kanamicina. Los estudios in vitro, demuestran que el sulfato de amikacina, en combinación con un antibiótico beta-lactámico, actúa en forma sinérgica en contra de muchos organismos gramnegativos que son de importancia clínica, como Proteus rettgeri, Providencia stuartii, Serratia mar cescens Pseudomonas aeruginosa.

Cepas de Mycobacterium tuberculosis multirresistentes, incluyendo cepas resistentes a la estreptomicina, son por lo regular resistentes a la amikacina, por lo regular las cepas resistentes a la kanamicina pueden tener resitencia cruzada con la amikacina.

Es nefrotoxica y ototoxica.

OBTENIDO DE:

 

 

Descubrimineto de la Estreptomicina

Espectro de acción y usos terapéuticos

Los aminoglucósidos son muy activos frente a bacilos gramnegativos aerobios, incluyendo Pseudomonas aeruginosa, Acinetobacter spp. y algunos otros no fermentadores nosocomiales. Gentamicina, tobramicina, netilmicina y amikacina generalmente tienen una actividad similar frente a enterobacterias y Pseudomonas; si bien tobramicina tiene mayor actividad in vitro frente a P. aeruginosa y gentamicina es más activa contra algunas especies de Serratia.
Su actividad es menor frente a bacterias grampositivas como algunas cepas de Staphylococcus. Habiendo otros antibióticos más activos y menos tóxicos no está indicado usar aminoglucósidos en monoterapia contra este germen, pero sí asociado por su actividad sinérgica. Staphylococcus spp. resistentes a meticilina también lo es a los aminoglucósidos. S. pneumoniaeS. pyogenes son resistentes. La asociación de penicilina o ampicilina + gentamicina tiene efecto sinérgico y es útil en infecciones por Enterococcus. Lo mismo puede decirse de la asociación ampicilina + gentamicina frente a Listeria monocytogenes.
No tienen actividad frente a anaerobios.
Estreptomicina, kanamicina y amikacina son activas frente a Mycobacterium tuberculosis, amikacina además es activa frente a micobacterias atípicas.

En los últimos años la flora hospitalaria ha disminuido su susceptibilidad a los aminoglucósidos. La resistencia de las enterobacterias, especialmente hospitalarias, frente a estreptomicina y kanamicina es amplia. Como la susceptibilidad de los gérmenes es variable según el área geográfica, el hospital y cada unidad, es necesario estudiar la sensibilidad de las cepas aisladas. Además es importante que los hospitales y otras unidades de asistencia mantengan actualizados los perfiles de susceptibilidad, como guía para una terapia empírica inicial.
La introducción de otros antibióticos similarmente activos y menos tóxicos, como betalactámicos de amplio espectro (cefalosporinas, carbapenems), monobactámicos y fluoroquinolonas, ha llevado a revisar las indicaciones clínicas de los aminoglucósidos.
Los aminoglucósidos se continúan usando para tratar infecciones graves intrahospitalarias y aquellas causadas por bacilos gramnegativos. También se usan asociados en casos de infecciones por enterococos y micobacterias.
Aunque habitualmente se usan combinados con betalactámicos o glucopéptidos, por sus efectos sinérgicos, pueden administrarse en monoterapia para el tratamiento de infecciones urinarias.
Un grupo particular de pacientes lo constituyen los neutropénicos severos (menos de 1000 PMN/mm3) febriles, en los que la asociación de ceftazidime + amikacina demostró un resultado más favorable que el obtenido con la monoterapia.
En función a sus diferencias en cuanto a sensibilidad antimicrobiana, cabe analizar individualmente los usos terapéuticos de los diferentes aminoglucósidos.

Gentamicina
Por su bajo costo continúan siendo de elección en infecciones intrahospitalarias severas causadas por enterobacterias o P. aeruginosa, en instituciones donde el nivel de resistencia es bajo.
Asociada a betalactámicos o glucopéptidos, se indican para tratar las endocarditis infecciosas (EI) porS. viridansEnterococcus faecalisStaphylococcus spp., Corynebacterium spp.
Combinada con betalactámicos antipseudomonas resultan útiles para tratar infecciones graves por P. aeruginosa.
Para tratar la brucelosis se le asocia a tetraciclinas. Para infecciones por Lysteria monocitogenes se asocia a ampicilina.
Se emplea asociada a ampicilina para hacer la profilaxis de la EI, cuando se realizan maniobras génitourinarias o gastrointestinales, en paciente con alto riesgo de esa enfermedad.
En infecciones urinarias puede usarse en monoterapia.

Amikacina
Es el aminoglucósido de mayor espectro antibacteriano.
Debe reservarse para infecciones graves o producidas por microorganismos resistentes a otros aminoglucósidos, o enfermos inmunodeprimidos.
Es útil en el tratamiento de infecciones por Nocardia asteroidesMycobacterium aviun intracellulare y ciertas especies de mycobacterias de rápido crecimiento.
Asociada a ceftazidime es de uso habitual en el paciente neutropénico febril.

Tobramicina
In vitro resulta más activa que gentamicina frente a cepas de Acynetobacter spp. y P. aeruginosa, pero menos activa contra Serratia marcescens, aunque estos hallazgos no han sido confirmados in vivo.
Algunos estudios plantean el uso beneficioso de la tobramicina inhalatoria en pacientes con fibrosis quística e infección crónica por P. aeruginosa, con mejoría de la función pulmonar y reducción sustancial de la frecuencia de hospitalización. Desafortunadamente los estudios farmacocinéticos por dicha vía son inadecuados no permitiendo estandarizar su uso.
Es menos nefrotóxica y más costosa que la gentamicina.

Netilmicina
Su espectro de actividad es similar a la gentamicina y tobramicina, pero puede ser activa contra algunas cepas de enterobacterias resistentes a gentamicina. Es más activa contra P. aeruginosa.
Presenta menos ototoxicidad que otros aminoglucósidos.

Estreptomicina
Se usa asociada a otros antibióticos. Asociada a tetraciclina o doxiciclina en el tratamiento de brucelosis. En la tuberculosis se la emplea asociada a otras drogas antituberculosas. Actualmente integra la 2ª línea de drogas antituberculosas, aunque la CHLA lo incluye en el cuádruple plan de tratamiento de la meningitis tuberculosa.
En la EI por Enterococcus spp. resistente a gentamicina, se lo asocia a ampicilina o vancomicina.

Kanamicina
Enterobacterias hospitalarias y P. aeruginosa suelen ser actualmente resistentes.

Paronomicina
Es activa contra varios parásitos: Entamoeba histolytica, Taenia saginata, Taenia solium, Hymenolepis nana, Diphyllobothrium latum, etc.